El blog de Manuel Alborés
Cosillas sobre Comunicación y Marketing Online, Poker, Cultura Urbana y Picantes

El amor-odio de Banksy

La peli de Banksy es todo un tratado sobre el pestiño que rodea al mundo del arte. Artistas salidos de la nada cuyas obras se venden a precios desorbitados, obras incomprensibles y herméticas a las que se les da un valor surreal, cuadros que no comunican un carajo, lenguajes incomprensibles para la mayoría de la sociedad actual y unos códigos tan alejados del mundo, tan atómicos, que han perdido totalmente su sentido. !Las obras de ese tío son la leche! !No hay Dios que las comprenda! !Tienen que valer una pasta!

Banksy Graffiti

Uno de los más conocidos

El tema es que Banksy es el primero en picotear con el arte de la calle el cascarón del circuito artístico de las élites. Del arte que vale millones. Del que se expone en la Tate Modern. Es el primero en conseguir que sus pintadas y obras vomitadas a ras de suelo sean tratadas como arte de mercado, como producto cultural revalorizable.

La obra de Banksy es figurativa, tiene una potente carga simbólica, es comprometida y es capaz de comunicarse con gente que no se ha formado para entender cuadros. Es decir, lo tiene todo para ser “el antiarte” si lo miramos desde el punto de vista de las corrientes artísticas actuales. A lo mejor, y como a todos nos han enseñado, supone esa brecha que separa un cambio de moda y otra. Eso de los antagonismos de las corrientes artísticas: el movimiento siguiente siempre es contrario al anterior.

No está Banksy solo. También está Space Invader, que hace con teselas los marcianos de la spectrum; Obey (Shepard Fairey), y su cara de Obama a lo Rodchenko-Pueblo-Propaganda;  y el fraude de Thierry Guetta, artista de la noche a la mañana con sus adaptaciones y mezclas de obras poppy. Todos  miembros del post-graffiti o de la evolución del graffiti hip-hop hacia otras técnicas como plantillas, pegatinas o carteles.

La figura de Thierry Guetta, el propio título de la película (“salida por la tienda de regalos”), y todo el documental en sí, son un claro manifiesto de una relación amor-odio con la industria cultural y la mercantilización del arte. Banksy dice “el arte da dinero, todo en él se mueve por dinero, hay gente que se ha hecho artista de la noche a la mañana y está forrada, pero esa no es mi motivación, yo no soy así, detrás de mi obra hay algo más, no nace para ser vendida”. Parece un mensaje de reafirmación en un intento por mantener la cordura. Mientras, el amor viene cuando sigue subastando y vendiendo sus obras a más de 100.000 dólares y crea todo tipo de eventos, exposiciones, documentales y productos que nosotros pagamos por ver.

Aquí queda su web y el vídeo del trailer de la peli en UK y haz clic aquí ver online el documental de Banksy “Exit through the gift shop”:

Ninguna respuesta to “El amor-odio de Banksy”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: